Infracciones y tipos de sanciones tributarias

tipos-de-sanciones-tributarias

Si hay algo que todos queremos evitar es tener problemas con Hacienda. Sin embargo, hay muchas acciones que, por desconocimiento o descuido, pueden hacer que, en algún momento, tengamos que enfrentar algunos tipos de sanciones tributarias.

¿De qué tipo de sanciones estamos hablando y cómo enfrentarlas? Eso es lo que en EPAE, escuela de contabilidad y curso de IRPF, vamos a revisar a continuación.

Sanciones y Multas de Hacienda ¿Qué son?

Las leyes sobre impuestos, incluyendo la Ley General Tributaria, las normas específicas para cada tributo (como el IRPF o el IVA) y sus reglamentos, establecen una serie de obligaciones para todos los contribuyentes.

Siendo así, y para garantizar que los contribuyentes cumplan con sus obligaciones, esta oficina tiene la potestad de imponer algunas sanciones. Por ello, cuando se encuentran con algún indicio de incumplimiento, y tras una adecuada investigación, es posible que surja la necesidad de imponer una sanción o, en su defecto, una multa.

Para entender esto, distingamos entre ambas alternativas:

Sanciones

Son medidas que se toman como respuesta al incumplimiento de la ley. Estas medidas pueden tener como objetivo corregir el comportamiento del infractor, disuadir a otros de cometer la misma falta y/o resarcir el daño causado por la infracción.

Hay varios tipos de sanciones tributarias como la suspensión de actividades por un período de tiempo o incluso la cárcel en casos más complicados.

Multas

Es otro tipo de sanción a la que es posible que el contribuyente sea sometido y en esta, el mismo deberá hacer el pago de una cantidad total fijada por la Agencia Tributaria.

Algo que es muy común en los tipos de sanciones tributarias es aplicar una multa. Según sea el caso, puede que se sumen otras según lo considere la propia agencia.

Situaciones se produce una sanción de Hacienda

Si te preguntas, ¿cuáles son las situaciones por las que Agencia Tributaria pueda sancionarte? Entonces es necesario revisar las conductas tipificadas que ameritan que el contribuyente se le sancione al cometer infracción tributaria.

En la Ley General Tributaria (LGT), aparece el listado taxativo de las acciones que requieren sanción y, el organismo, no puede sancionar por otros motivos que no sean exactamente los que allí se señala. Entonces veamos los requisitos para que Hacienda proceda a emitir una sanción:

Acción u omisión

Las sanciones pueden aplicarse tanto a comportamientos activos como pasivos. ¿Cómo diferenciar estos? Veamos a través de dos ejemplos: una conducta activa sería presentar una declaración de impuestos con información falsa. Contrariamente, una conducta pasiva sería no presentar la declaración trimestral de impuestos.

Incumplimiento legal

La acción u omisión debe ser contraria a lo establecido en la ley. Esto ocurre cuando la acción realizada o no realizada se encuadra dentro de las infracciones tipificadas en la Ley General Tributaria (LGT).

Culpabilidad

La conducta puede ser con la intención de obtener un resultado no permitido por la ley (conocida como dolosa). Pero también se pueden imponer sanciones en casos de negligencia, este sería el caso de que no se desea cometer la infracción, pero no se actúa con la debida diligencia y se produce de todos modos.

Tipos de sanciones tributarias

Ahora sí revisemos los tipos de sanciones tributarias que se presentan en España. En este sentido tenemos básicamente de dos tipos, las pecuniarias y las no pecuniarias. Veamos al detalle esto:

Sanciones pecuniarias

También conocidas como multas, son las sanciones que implican el pago de una suma de dinero. Existen dos tipos principales:

  • Sanciones fijas: la ley establece una cantidad específica de dinero a pagar por una determinada acción u omisión.
  • Sanciones proporcionales: se calculan aplicando un porcentaje sobre el valor de la infracción.

Sanciones no pecuniarias

Estas sanciones no tienen un carácter económico y se utilizan como complemento a las sanciones pecuniarias. Algunos ejemplos comunes de tipos de sanciones tributarias no pecuniarias son:

  • Imposibilidad de acceder a subvenciones o ayudas públicas: donde se le impide al infractor recibir beneficios financieros del Estado durante un período determinado.
  • Imposibilidad de aplicar beneficios e incentivos fiscales: aquí se le niega al infractor la posibilidad de obtener reducciones o beneficios en sus impuestos.
  • Prohibición de contratar con la Administración Pública: en estos tipos de sanciones tributarias se prohíbe al infractor realizar negocios o celebrar contratos con el Estado.
  • Suspensión del ejercicio de profesión oficial, empleo o cargo público: finalmente, estos tipos de sanciones tributarias impide al infractor ejercer su profesión o cargo durante un tiempo determinado.

Sobre los recargos y reducciones en los tipos de sanciones tributarias (multas)

Hay algo interesante a saber sobre los tipos de sanciones tributarias y es que estas pueden presentan tanto un interés de demora y recargos en los casos en los que no se pagan en el plazo establecido. Aunque, contrariamente, hay contribuyentes que logran una reducción de su importe. Veamos los casos respectivos:

Recargos en las sanciones

¿Qué pasa en los casos de que no se pague una multa a tiempo? Que esta pasa a período ejecutivo y, en consecuencia, se generan recargos. Veamos los casos:

  • Recargo del 5%: aplicado al pago que se realiza después de la fecha límite del período voluntario, pero antes de que la Agencia Tributaria emita la notificación de inicio del procedimiento de apremio.
  • Recargo del 10%: aplicado al pago de la multa más el recargo del 5% y cuando se realiza dentro del plazo establecido en la providencia de apremio.
  • Recargo del 20%: es el tipo de multa se realiza una vez vencido el plazo fijado en la providencia de apremio.
  • Intereses de demora: en los tipos de sanciones tributarias, en caso de aplicarse el recargo del 20%, también se calculan intereses de demora. ¿Qué son estos? Los intereses que se acumulan desde el día siguiente al vencimiento del período voluntario de pago de la multa hasta la fecha en que se efectúe el pago.

Reducciones en los tipos de sanciones tributarias (multas)

En los casos en los que los contribuyentes realicen un pronto pago, y en otras circunstancias, que ya veremos, es posible que se presenten reducciones tributarias. ¿Cuáles son las situaciones en la que esto se presenta? Veamos:

Reducción por conformidad

Cuando el infractor acepta la multa y no la apela, su importe total es posible de reducción hasta en un 30%. Esta reducción se aplica en los procedimientos de verificación de datos, comprobación limitada y en el procedimiento inspector si se firma un acta de conformidad.

Reducción por pronto pago

Otro escenario es cuando el infractor no apela y paga la multa dentro del plazo establecido, se le puede llegar a reducir hasta un 40%.

Reducción de actas con acuerdo

En un procedimiento de inspección, si el contribuyente firma un acta con acuerdo, puede obtener una reducción del 65% en la sanción correspondiente.

Es importante destacar que estas reducciones no son aplicables a todas las sanciones. Para conocer la posibilidad de obtener una reducción y el porcentaje correspondiente, se recomienda consultar con un asesor fiscal o con la propia Agencia Tributaria.

mulas-hacienda

¿Se pueden llegar a dar la extinción de las sanciones de Hacienda?

Sí, estos casos pueden llegar a extinguirse en los siguientes casos:

  • Pago: el modo de extinción más común y consiste en el cumplimiento de la obligación tributaria por parte del deudor, entregando al Estado el importe correspondiente a los tributos.
  • Compensación: ocurre cuando el deudor tiene un crédito líquido y exigible contra la Administración Pública y ambas cantidades se extinguen hasta donde sean equivalentes.
  • Confusión: cuando en una misma persona se reúnen las calidades de acreedor y deudor de la misma obligación tributaria.
  • Condonación o remisión: es el perdón de la deuda tributaria por parte del Estado. La condonación puede ser total o parcial y se otorga por razones de interés público o social.
  • Prescripción: la extinción del derecho de la Administración a exigir el pago de la deuda tributaria por el transcurso del tiempo. El plazo de prescripción de la deuda tributaria varía según el tipo de tributo.

Principales sanciones que afectan a los autónomos

En España, los autónomos debido a su estrecha relación con Hacienda Pública son propensos a cometer errores que pueden derivar en sanciones. ¿Cuáles son los más comunes? Detallemos a continuación algunos de los tipos de sanciones tributarias más habituales:

Errores en las declaraciones trimestrales (IVA e IRPF):

  • Lo principal es que se presenta el modelo trimestral. Esta omisión es muy frecuente y puede acarrear sanciones.
  • Cálculos incorrectos: es decir, errores en el cálculo del IVA o IRPF que pueden generar sanciones.
  • Incluir gastos no deducibles: cuando se declaran gastos que no son deducibles según la normativa.

Errores en las facturas

  • Numeración incorrecta: en este caso por no seguir la secuencia numérica correcta en las facturas.
  • Error en el tipo de IVA: aplicar un tipo de IVA incorrecto a las transacciones puede ser también sancionado con una multa.
  • Defectos de forma: las facturas deben cumplir con ciertos requisitos formales, y su incumplimiento puede generar sanciones.

Falta de libros contables obligatorios

  • Contabilidad deficiente: esto al no llevar un registro legal y verídico de ingresos y gastos, o hacerlo de forma inadecuada.
  • Uso de hojas de cálculo: aunque las hojas de cálculo pueden ser útiles, no son un sustituto de los libros contables obligatorios.

Recomendaciones para Autónomos

¿Qué pueden hacer los autónomos para evitar cualquiera de los tipos de sanciones tributarias? Para evitar sanciones, se recomienda a los autónomos lo siguiente:

  • Llevar un correcto registro de ingresos y gastos.
  • Elaborar facturas con todos los requisitos formales.
  • Presentar las declaraciones trimestrales en el plazo establecido.
  • Consultar con un asesor o gestoría si tiene dudas sobre sus obligaciones fiscales.

sanciones-tributarias

EPAE, tu escuela de fiscalidad y contabilidad

Ahora que ya tienes una idea más clara de los tipos de sanciones tributarias, puedes entender la magnitud de hacer correctamente tus declaraciones en los plazos y con las formas correspondientes.

Como profesional, está en tus manos hacer un asesoramiento adecuado para que tus clientes no incurran en omisiones y errores que puedan dar pie a sanciones.

¿La recomendación? Decidir por EPAE como tu escuela para tomar los mejores cursos prácticos de contabilidad, fiscalidad y laboral. Conviértete en el profesional que aspiras ser y fórmate de manera cabal hoy.

¡Contacta con nosotros y descubre todos los recursos que tenemos para tu práctica profesional!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar
Contactar