¿Cómo hacer un asiento de cierre contable?

asiento de cierre

Seguramente ya estés pensando en comprobar el balance de cuentas, realizar el asiento de cierre… Al final de cada año llega el cierre contable para el ejercicio fiscal. Aunque sean muchas las dudas que te surgen a la hora de realizarlo, te ayudamos a que entiendas todo sobre el asiento de cierre contable. No pierdas detalle del artículo que hemos preparado para ti.

Qué es un asiento contable

Antes de profundizar en el asiento de cierre, debes entender bien qué es un asiento contable. Los asientos contables son anotaciones que se realizan en el libro de contabilidad. Gracias a esta anotación queda reflejado los movimientos económicos de la empresa. Es necesario que se realice cada vez que la empresa tenga que contabilizar una entrada relacionada con su actividad.

El objetivo del asiento contable es reflejar una operación contable. Aunque existen varios tipos de asientos contables, hoy nos vamos a centrar en el asiento de cierre para que lo conozcas en mayor profundidad.

Cierre contable

En breve estaremos despidiendo el año, y para la mayoría de empresas llega el cierre contable. Por ello, como empresa tendrás que llevar la contabilidad al día y presentar una serie de documentos ante Hacienda.

Realizar el cierre contable no es una tarea sencilla, por eso siempre aconsejamos llevar al día la contabilidad de tu empresa. Gracias al cierre contable se conoce en qué estado está tu empresa. El cierre contable puede variar según la empresa. Por lo general, el año contable suele coincidir con el año natural. Por tanto, el cierre contable será el 31 de diciembre.

Os recordamos que a partir del 1 de enero del 2017 el plazo para emitir y enviar facturas cambio. En nuestro artículo puedes echar un vistazo a estas novedades en el plazo de facturas.

Asiento de cierre

El asiento de cierre es cuando cerramos la contabilidad del ejercicio. Ya no se registrarán más operaciones y supone el fin del ejercicio y el inicio de otro ejercicio contable.

Por tanto, el asiento de apertura nos da el comienzo del nuevo año contable.

Una vez realizado el cierre contable, tu empresa tendrá 6 meses posteriores para poder presentar las cuentas ante Hacienda. Por ejemplo, en el caso de las empresas que hayan cerrado el año fiscal el 31 de Diciembre de 2019, tendrán hasta Junio de 2020 para presentar los documentos ante Hacienda.

Para realizar el cierre contable, lo más importante es comprobar que la contabilidad cuadra con los datos de los Libros de la empresa. De forma que realices los ajustes necesario para realizar el Asiento de Cierre.

Consiste es saldar todas las cuentas que quedan abiertas tras la determinación del resultado, que son las de activo, pasivo y neto (grupos 1 a 5). Con la información de este asiento se elabora el balance de situación.

asiento de cierre contable

Cómo hacer el asiento de cierre contable

Para realizar el asiento de cierre, es muy importante que te organices bien y compruebes que tienes de forma correcta: 

  1. Balance de comprobación de suma y saldos: tienes que revisar que los datos de contabilidad son iguales que los que han quedado reflejados en el Libro Diario. De esta forma comprobaras que no haya ningún error en dichos libros de tu empresa.
  2. Cuadro de cuentas del Plan General Contable: Revisar el cuadro de cuentas, para que el asiento de cierre se realice sin ningún error. Debes comprobar todos los elementos de la contabilidad de tu empresa, compuestos por las cuentas o grupos: Financiación básica, activo no corriente, existencias, acreedores y dadores por operaciones comerciales, cuentas financieras, compras y gastos, ventas e ingresos, gastos imputados al patrimonio neto y por último ingresos imputados al patrimonio neto.
  3. Recuento de existencias: es necesario que se refleje todas las existencias que no han sido consumidas.
  4. Deudas y créditos: Deberás reclasificar tus deudas y créditos pendientes de cobrar, que deberás hacer frente en el siguiente ejercicio contable.
  5. Ajustes por periodificación: tienes que regularizar todos tus gastos periodificados y anticipados.Es decir, cualquier gasto o ingreso anticipado formará parte del ejercicio contable al que se haga referencia.
  6. Ingresos y gastos: debes regularizar los diferentes gastos e ingresos imputados al patrimonio neto.Básicamente, a lo que nos referimos es a la cuenta de pérdidas y ganancias.
  7. Amortizaciones e inmovilizado material de la empresa: tienes que considerar todas las amortizaciones y el inmovilizado material para el cierre contable.
  8. Cierre de los libros contables: el último paso de todos, ya puedes dar por finiquitado el asiento de cierre contable finalizando los libros contables de tu empresa.

Esperamos que te hayas aclarado mucho más con el asiento de cierre contable. Y qué te pongas las pilas para comprobar y tener tu contabilidad al día antes de que termine el año. ¿Tienes dudas a la hora de llevar la contabilidad? Puedes echar un vistazo a nuestros cursos, con los que podrás llevar por ti mismo la contabilidad de una empresa. Además, sigue siempre nuestro blog de noticias donde no dejaremos de darte consejos en el ámbito contable fiscal y laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *