Implicaciones contables y fiscalidad de criptomonedas

fiscalidad-de-criptomonedas

Las criptomonedas, nacidas como un sistema de pago digital sin control estatal, encontraron un uso inicial en aquellos primeros usuarios recurrentes del internet y la informática. Con el aumento de su popularidad y valor, estas tomaron cada vez más relevancia y, por un tiempo, hablar de fiscalidad de criptomonedas era algo bastante lejano,

No obstante, siendo todavía un “nuevo tipo de inversión”, las criptomonedas también han llegado a representar un riesgo que, incluso, puede llegar a amparar algunas actividades ilícitas capaces de evadir los controles tradicionales.

Ante este panorama, los reguladores europeos enfrentan el reto de reestructurar los mecanismos para garantizar la estabilidad financiera de las criptomonedas (también llamadas criptodivisa, criptoactivos o tokens de pago) y de esta forma proteger a los usuarios y asegurar su control fiscal mediante una regulación adecuada.

En la Unión Europea, y en España en particular, la regulación fiscal de estos activos es un incipiente. Si bien la adaptación de las operaciones y actividades en esta materia a las distintas figuras impositivas no presenta grandes dificultades, se requiere una regulación legislativa de las criptomonedas para brindar el máximo nivel de seguridad jurídica y control fiscal a las operaciones y actividades con estos activos.

En este especial de EPAE, con nuestro curso de fiscalidad online, vamos a contarte todo lo que se sabe hasta el momento de las implicaciones contables y fiscalidad de criptomonedas.

Esto para que tengas presente, desde ya, lo que nuestra especialidad debe tener presente al momento de la contabilidad de una empresa o autónomo donde, parte de sus movimientos, se realicen en este tipo de activo digital.

¿Qué son las criptomonedas?

Desde sus primeras apariciones, las criptomonedas se presentaron en el panorama financiero como una alternativa a los sistemas tradicionales de pago. A diferencia del dinero físico (fiat) o las transferencias bancarias, hablar de criptomonedas es referir esas transacciones hechas en divisas virtuales que solo se realizan en un entorno digital descentralizado, sin necesidad de intermediarios financieros.

La Agencia Tributaria de España, para los efectos, define a las criptomonedas de la siguiente forma: “Se entenderá por moneda virtual aquella representación digital de valor no emitida ni garantizada por un banco central o autoridad pública, no necesariamente asociada a una moneda legalmente establecida y que no posee estatuto jurídico de moneda o dinero, pero que es aceptada como medio de cambio y puede ser transferida, almacenada o negociada electrónicamente”.

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

La forma en que las criptos funcionan es bajo el sistema de “persona a persona (P2P)”.

Gracias a esto se permite a cualquier usuario enviar y recibir pagos de forma segura y rápida, sin las limitaciones de las fronteras geográficas o las instituciones bancarias. Las transacciones se registran en un libro de contabilidad público, conocido como blockchain, lo que garantiza la transparencia y la inmutabilidad de los movimientos.

Algo vital para toda transacción es el tema de la seguridad. En el caso de las criptomonedas se basa en el uso de criptografía, esta es una tecnología que codifica los datos y asegura la integridad de las transacciones.

Las criptomonedas se almacenan en billeteras digitales, donde los usuarios pueden gestionar sus fondos y realizar operaciones. Reiterando, esto sin regulaciones de ningún estado o sistema bancario de algún tipo.

Bitcoin, creada en 2009, es la criptomoneda pionera y sigue siendo la más reconocida. Sin embargo, el universo de las criptomonedas ha crecido exponencialmente, ofreciendo diversas opciones con características y aplicaciones únicas como el Ethereum, Litecoin, Dogecoin, Tether o Polkador, todas con sus propios protocolos y sistemas de valores

El interés en las criptomonedas no solo reside en su potencial como medio de pago, sino también en su capacidad para generar inversiones. No obstante, la volatilidad del mercado y los riesgos asociados a la especulación exigen precaución y un conocimiento profundo antes de invertir en este activo digital y por ello se hace necesario una regulación y fiscalidad de criptomonedas que permita proteger a los usuarios de malas prácticas.

Uso de criptomonedas en España

Las criptomonedas irrumpieron en España a principios de la década de 2010, inicialmente limitadas a un nicho de entusiastas o conocedores de tecnología. Sin embargo, su popularidad ha crecido exponencialmente, esto impulsado por su potencial como inversión y medio de pago alternativo, rápido, efectivo y en la mayoría de los casos, seguro.

En España y gran parte de la UE, las criptomonedas se utilizan para diversos fines, desde pagos en negocios hasta remesas internacionales. Sin embargo, también han sido asociadas a actividades ilegales. Es justo por ello que, aunque el marco regulatorio y la fiscalidad de criptomonedas en España aún está en desarrollo, sí existen medidas para su control como el registro de plataformas de intercambio en el Banco de España y debates sobre la tributación de las ganancias.

Es justo por ello que vamos a adentrarnos a lo que, en materia de fiscalidad de criptomonedas, se tiene en la actualidad en marcha.

billeteras-virtuales-criptomonedas-

¿Se tributan las criptomonedas en España?

Sí, según la Agencia de Tributos (Artículo 39 bis. “Obligación de informar sobre saldos en monedas virtuales”) deben incluirse en la declaración de la renta y en el patrimonio bajo el modelo 172, “Declaración informativa sobre saldos en monedas virtuales” pero, solo a un grupo de contribuyentes que supere los 1.000 euros anuales, incluso si esta ganancia es de apenas 1 euro.

Sin embargo, aquellos cuyos ingresos por nómina, intereses, dividendos, alquileres, criptomonedas y demás no superen los 1.000 euros anuales, no estás obligado a presentar la Declaración de la Renta.

Es importante señalar que, al incluir las criptomonedas en la Renta es obligatorio declarar todas las ganancias obtenidas. No obstante, declarar las pérdidas es opcional. La recomendación en fiscalidad de criptomonedas es que se declaren tanto ganancias como pérdidas para que el contribuyente pueda compensar más adelante con futuras ganancias.

¿Cómo se reflejan las criptomonedas en la Declaración de la Renta?

Como ya planteamos, la recomendación en materia de fiscalidad de criptomonedas es declarar tanto las ganancias como las perdidas. Seguidamente, se debe distinguir el tipo de renta o rendimiento. Esto permite mayor claridad al momento de la declaración.

En este sentido tenemos los siguientes tipos de ganancias:

  • Ganancias por transmisión: son todas aquellas que se generan en la compraventa de criptomonedas y en las permutas o el P2P (intercambio de una criptomoneda por otra).
  • Ganancias sin transmisión: aquellas criptos que se obtienen por la recepción gratuita de nuevas criptomonedas (Airdrops) o por participar en programas de referidos.
  • Rendimientos de capital: las ganancias en criptodivisas que un individuo obtiene gracias al staking, una especie de depósito a plazo de criptomonedas que ofrece un rendimiento por mantenerlas invertidas durante un tiempo determinado.
  • Actividad económica: en este caso son los beneficios derivados de la minería de criptomonedas, a venta mediante esta criptodivisa o del trading para terceros.

Una vez identificadas estas ganancias se deben indicar en la casilla respectiva de la Declaración de la Renta, la fecha de la actividad y el valor de la misma. Así, el programa de cálculo de renta hará el respectivo valor de ganancia o pérdida.

¿Quieres conocer los términos relacionados con las criptomonedas que pueden ser útiles en todas tus actividades? Entonces este Glosario Blockchain te será de mucha utilidad.

Impuesto de Patrimonio en la fiscalidad de las criptomonedas

Recordemos que el impuesto al patrimonio (IP) es un tributo que grava la riqueza neta de las personas físicas, residentes en España o no. Para calcularlo es necesario partir del valor de todos los bienes y derechos de los que la persona sea titular. Siendo importante restar las cargas y deudas que disminuyan su valor.

Pero, ¿cómo afecta el IP a las criptomonedas? Sin lugar a dudas, la tributación y fiscalización de criptomonedas en el IP presenta desafíos, esto por la naturaleza digital de este dinero y la dificultad para determinar su ubicación física.

¿Quién tiene la obligación de declarar IP? Tanto los residentes en España que deben declarar todas las criptomonedas que posean, independientemente de su ubicación, así como los no residentes que deben declarar las criptomonedas, pero resguardadas en territorio español.

Entonces, en definitiva, es importante verificar los límites que presenta cada comunidad autónoma antes de la declaración IP. Para determinar si una persona está obligada a declarar, es importante comparar el valor total de sus bienes, incluidas las criptos que posee, hasta el 31 de diciembre del año anterior a la declaración, con el límite establecido en la comunidad autónoma donde reside.

declaracion-criptomonedas

Hacienda y la fiscalización de criptomonedas: todo lo que debes saber

Como ya has podido notar, el mundo de las criptomonedas ha crecido exponencialmente en los últimos años, y con ello, las dudas sobre su tratamiento fiscal.

Observamos en relación con esto que, en España, la Agencia Tributaria ha establecido varias regulaciones, esto también a lo relativo a la operación de minado y si están o no sujetas al Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Para dar luces sobre este punto, revisemos primero qué es la minería de criptomonedas como actividad generadora de dinero virtual.

La minería o criptominería, es el proceso por el cual se verifican las transacciones de estas divisas digitales y se crean nuevas unidades. Los mineros utilizan en esta actividad ordenadores de mucha capacidad que compiten por resolver complejos algoritmos matemáticos. Al encontrarse esta solución, el minero recibe una recompensa en forma de criptomonedas.

Siendo este el proceso, ¿qué pasa con la aplicación del IVA a la actividad? En este sentido, la Agencia Tributaria considera que la minería de criptomonedas no tiene carácter oneroso, es decir, no hay un pago por un servicio prestado. Parte del motivo es que no existe un cliente o destinatario final del servicio de minado, por lo que no hay a quien emitir factura.

Esto es un doble escenario para los mineros. ¿El motivo? Porque en la fiscalidad de criptomonedas, al no estar sujeta al IVA la minería de criptomonedas quiere decir que no deben dejar parte de sus ganancias en este pago, pero, a su vez no se permite a los mineros deducir el IVA pagado en sus gastos, como alquiler de locales, consumo de electricidad o compra de hardware informático.

¿Qué sucede si no declaro mis criptomonedas?

Ahora que ya tenemos mucho más claro el panorama de la fiscalidad de criptomonedas, un tema surge como una duda: ¿Qué pasa si no se declaran los ingresos en criptos? Atención a esto porque las multas pueden ser bastante considerables

La Agencia Tributaria española toma muy en serio las criptomonedas. El Plan Anual de Control Tributario y Aduanero las considera un “riesgo fiscal” y ha anunciado medidas para controlarlas, incluyendo multas de hasta 5.000 euros para quienes no las declaren correctamente.

En este sentido, ¿cuáles son las razones para que incurras en un error y se penalice con una multa? Veamos:

Ofrecer información incompleta, inexacta o falsa: en los casos en que no declaras todas tus criptomonedas o si la información que proporcionas es errónea, la multa puede llegas a ascender hasta unos 5.000 euros por cada dato.

Retraso en la entrega de información: para los casos en los que no se presenta la información sobre las criptomonedas a tiempo, la multa será de 100 euros por cada dato, con un mínimo de 1.500 euros.

A su vez, las multas por no declarar tus ganancias de criptomonedas en la Renta pueden ser aún mayores. La multa mínima es del 26% de lo que debías haber pagado en impuestos, pero puede llegar a ser mucho más alta en algunos casos.

Para que todo esto no suceda, hay algunas recomendaciones claves:

  • Declara siempre tus ingresos en criptomonedas, resulta lo mejor para evitar multas
  • Busca asesoría. ¿No estás seguro de cómo presentar tus ingresos en criptos? Entonces es momento de consultar un asesor fiscal.
  • Ten cuidado con los plazos. Esto porque, como ya pudiste observar retrases en la presentación de la información también incurre en hechos que conllevan multas.

¿Estás ahora mucho más claro de la importancia de la fiscalidad de criptomonedas? En los casos en los que poseas activos en este tipo de divisa digital o debas ayudar a tus clientes en sus declaraciones, tienes mucho más claro cómo opera esta ante la Agencia Tributaria y qué debes tener presente para evitar incurrir en omisiones que puedan causar esas terribles multas que todos queremos evitar.

Si te interesa conocer más de este tema, los cursos prácticos de contabilidad y fiscalidad y laboral de EPAE resultan los más completos. Contacta hoy y empieza tu formación con los mejores profesionales y el contenido más actualizado que sí necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar
Contactar